miércoles

LA FÁBRICA DE GORRAS



UNA FÁBRICA DE GORRAS EN LA CALLE CASTILLA DE TRIANA


En la calle Castilla número trece en Triana, se encontraba hacia 1984 la que quizá fuera la única Fábrica de gorras que quedarra en Sevilla, y que era regentada por Antonio Ponce Llacer, quien aparece en la fotografía.
La gorra fue una prenda de uso común en Sevilla y provincia durante los años veinte y treinta, marcando una curiosa frontera social, cual era el paso del sombrero al sinsombrerísmo.
La gorra marcaba según su confección y calidad, la preferencia social de quien la vestía, ya que no era lo mismo una gorra de serie que otra comprada en una sombrerería o en una tienda de ropa hecha a medida. La gorra era la prenda de la clase obrera por antonomasia, y con pretensiones britanizantes al uso del “sportmen” sevillano y de la gente elegante. Había todo un mundo de gorras, muy significativo, y al igual que antaño en las prendas de cabeza, muy distintivo de algunas clases medias sociales.


 
Extracto de archivo: ABC
 
Hacer clic sobre las imágenes para ampliar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada