viernes

TODO POR EL SER HUMANO



EL BARCO CARGADO DE INMIGRANTES
QUE NINGÚN PAIS QUIERE


Conversación (virtual) entre el Vaticano y la Organización de Green Peace:
- Sr. Director de Green Peace: Soy Su Santidad, el Papa Francisco. ¿Podría Vd. facilitarme un medio para subir a ese barco de inmigrantes que ningún país quiere?
- Desde luego, Santidad, pero eso es muy peligroso... ¿Qué pretende Vd.?
- Pretendo subir a ese barco, y cuando esté a bordo decirle al resto de los países: ¿Quién se atreve a negarle asilo a estas ovejas que van en compañía del Pastor Francisco?
- Santidad, Vd. sabe muy bien que lo pueden matar...
- No importa. ¡Si he de morir por mi rebaño -y hay muchas clases de ovejas- moriré! También a Jesús los mataron, y sin embargo, Él no tenía ningún sustituto, yo en cambio tengo un millar de cardenales y monseñores... ¿Hace falta más excusa para cumplir con mi papel...?
 
 
A partir de aquella "supuesta" conversación, la Iglesia que más de un pobre quisiera,
 tomó un nuevo y más útil rumbo...
 

1 comentario:

  1. Jaja parece mentira que vd. sea tan iluso. Fermín

    ResponderEliminar