sábado

DÍA DE ANDALUCÍA



 
 

28 de Febrero

A veces yo me pregunto:
¿Cómo llegaste a éste pueblo
si éste pueblo preguntaba,
preguntaba desde dentro:
dónde comenzaba el aire,
para convertido en viento
arrastrara las miserias
que venías padeciendo?
 
Más las cadenas pesaban...
pero mucho, compañero.
Tanto, que era imposible
levantarlas del terreno
dónde las rodillas rotas
solo abonaban lo bueno
que salía de la tierra
para el cacique perverso
por su falta de bondad
dejada toda en barbecho.
Malditos dueños del hambre;
raíz de aquel desenfreno
que castigó libertades
pisoteando el derecho
que reclamaban las vidas
a la espera de unos fueros;
ilusiones y esperanzas
e igualdad para los pueblos,
esos pueblo doblegados
por los yugos más abyectos
que el ser humano pudiera
pensar que existieran estos.
Más llegó por fin el día
en que las gentes salieron
de aquellos crueles encierros
para gritarle a los vientos:
corred, volad los espacios;
romped con fuerza ese tiempo
en que negada, la sal, el pan
y hasta el pensamiento,
hoy los hombres somos libres
de elegir lo que queremos...
 
Y queremos libertad, trabajo digno,
y un techo donde poder cobijar
amor, igualdad y aliento,
eso es cuanto se pide
desde lo más hondo del pecho
como la necesidad del alma,
que aun a pesar de los tiempos
de cambios y de convenios,
solo quiere la bandera
Blanca y Verde del respeto.

28 de Febrero
 
Dale vida a este proyecto,
porque es toda la esperanza
que el Andaluz en ti ha puesto.

28 de Febrero
Haz posible el cumplimiento,
y tendrás a Andalucía:
loca, loca de contento.
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada