lunes

TRIANA ENTRE EL AYER Y EL HOY


 
LA NECESARIA RECONVERSIÓN
 
Hasta que los organismos correspondientes no comenzaron la tarea de pensar en la posible y acertada celebración de una Exposición como fuera en 1992 la Exposición Universal de Sevilla, el núcleo poblacional conocido como el Patrocinio, "disfrutaba", a su manera, evidentemente, de esta, se podría decir, romántica parcela importante de vida laboriosa e industrial y cuya arteria principal  podríamos asegurar que era la calle Dornillo como eje de la misma. Con la llegada de la famosa reconversión, en todos los órdenes, aquella suerte de tierra quedó de la manera que se muestra en las imágenes, y que para nada se puede decir que en medida alguna la zona salió perdiendo. La evolución demográfica nos elevó, sí, al tiempo que truncó aquella morfología urbanística de nuestras casitas bajas con rojizas tejas... Creo que el precio que se pagó, aunque necesario, fue  demasiado alto.
 




 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario