lunes

CHAPINA PATROCINIO Y PUENTE


            Con la llegada del acontecimiento Expo´92, la zona del Patrocinio se vio privada no sólo de aquellos grandes eucaliptales a cuya sombra, y por la antigua calle Aracena, desarrollaban una muy importante labor del Alfarería empresas que se vieron obligadas tras la expropiación a abandonar el lugar, dejando un regusto agridulce motivado por la comodidad de una nueva y moderna red viaria que, hoy por hoy y que duda cabe, todos podemos disfrutar con la consiguiente descongestión de atascos interminables en la entrada-salida que en aquel puente de hierro se producía constantemente, y aunque en la década de los 60 fuera construido otro paralelo al objeto de aliviar lo que estaba claro se venía encima.
              Aunque a algunos, las imágenes les traerán grandes dosis de nostalgia, no es menos cierto que, sobre todo y en Verano, agradecemos el desdoble del que ahora se disfruta no sólo los días laborables ante la masiva entrada a Sevilla de los residentes en el Aljarafe, sino y de forma particular los fines de semana.
              Tampoco podía faltar lo anecdótico en semejante evolución y necesidad cara al modernismo de la zona. Me refiero a cómo se construyó el Puente del Cachorro, aunque su nombre oficial sea el del Cristo de la Expiración. Un puente construido por la Empresa Sando, sin que tuviera un río bajo su arco, y que fuera diseñado y proyectado por el Arquitecto José Luis Manzanares y el Ingeniero Francisco Segovia. El río comenzó a fluir bajo este precioso puente, quedando finalizada la obra en la Navidad de 1991.






No hay comentarios:

Publicar un comentario